Respuesta a católica perpleja

A raíz de nuestro post publicado aquí aquí, hemos recibido este comentario que reproducimos y contestamos al mismo tiempo.

Estimado Padre: El pasado domingo 25 de mayo en México, en la Iglesia de San Francisco de Asís de la ciudad de Monclova, el Obispo del lugar fray Raúl Vera López, realizó el segundo bautismo a una niña hija de una “pareja de lesbianas”. ¿Qué debe entenderse cuando las “madres” respondieron que renuncian a Satanás y a todas sus obras…?

¡Ven Señor Jesús!

Beatriz

Estimada Beatriz: Realmente es así como ud. dice; uno intenta pensar lo mejor pero la confusión es grande, enorme…; intento consolarme pensando que, cuando los primeros misioneros llegaron a este continente americano y especialmente a su México natal, según he leído en las crónicas, se encontraron con territorios enteros de cuasi posesos o bien, con obsesiones demoníacas: “Hay que exorcizar antes que evangelizar” decían.

Y luego de exorcizar muchas de esas prácticas inhumanas (sacrificios humanos, canibalismo, sodomía) era necesario evangelizar, contando con la garantía y la renuncia a Satanás, no de los progenitores indígenas, sino de los mismos misioneros que harían de educadores en sus reducciones y colegios.

Hoy los tiempos son análogos (no iguales); vivimos en un mundo de bárbaros pero de bárbaros apóstatas y no paganos; somos bárbaros que hemos conocido la verdad pero que hemos renegado de ella. Somos bárbaros que con celulares, tecnología y bienestar, pero pobres, pobrísimos de Dios.

El gran error del mundo moderno está en el liberalismo, donde cada uno puede pensar lo que quiera, decir lo que quiera y enseñar, siempre y cuando no sea “políticamente incorrecto”; porque hay libertad para todo siempre y cuando se esté en el pensamiento único.

No se puede llamar bien al mal y mal al bien. El pan es pan y el vino es vino.

Le dejo como consuelo, la voz de un santo obispo, canonizado para el V centenario por san Juan Pablo II; se trata de un obispo silenciado por el mundo moderno, que quiso que en su epitafio se colocara esta frase: “el liberalismo es pecado”. Es San Ezequiel Moreno Díaz, obispo de de Pasto, Colombia, cuyos escritos estoy descubriendo recién ahora; Dios nos de voces como éstas para quienes, por momentos, quedamos perplejos ante tanto cambalache:

No puedo callar: soy Obispo precisamente para enseñar la verdad a mis diocesanos; soy pastor para dar a mis ovejas la voz de alerta contra los que, bajo disfraz de ovejas, pretenden introducir en mi rebaño pastos envenenados, doctrinas condenadas por la Iglesia: hablaré al menos cuando oiga que se hable contra Jesucristo o su Iglesia, sembrando entre mis hijos la duda, el desaliento y el error” (San Ezequiel Moreno Díaz, obispo de Pasto, Colombia).

Dios la bendiga
P. Javier Olivera, Ravasi, IVE

One Comment

  1. por que no se puede bautizar a una creatura porque sus “padres o madres” son parejas homosexuales? que culpa tiene esa creatura??? desde cuando para acceder al sacramento uno tiene que presentar libreta de buena conducta de sus tutores, padres??? justamente esa creatura que no eligio tener padres o madres parejas homosexuales, la Iglesia le va a negar el bautismo!!??? Confiemos en el Espiritu Santo, que opere en esa creatura, proteja y le fortalezca el don de la fe a esa creatura. saludos pablo. PD muy bueno el blog

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *