Aprendiendo a pensar: lógica de los sofismas (2-21)

CLASIFICACIÓN DE LOS SOFISMAS

I. SOFISMAS VERBALES

«La más natural y extendida causa (de los sofismas) es el uso torcido de las palabras. Efectivamente, como no es posible enta­blar una discusión trayendo las cosas mismas a ella, usamos en su lugar palabras, como en el caso de las piedras del que cal­cula. Pero no es igual, porque las palabras y el número de las locuciones son limitadas, mientras que las cosas son ilimitadas en número. Es, por tanto, forzoso, que una locución y que una palabra, signifiquen varias cosas».

Aristóteles, Arg. Sof., I, 165 a).

 «En verdad, no es la menor de las tareas del lógico indicar las trampas que pone el lenguaje en el camino del pensador».

Gottlob Frege

       Aristóteles, en su libro De los argumentos sofísticos[1], di­vidió las falacias en dos grandes grupos: las falacias “en la dicción” y las falacias “en el asunto”. Las primeras son aque­llas que provienen de la ambigüedad del lenguaje[2]. Esta ambigüe­dad puede estar en el sentido de un término, o puede hallarse en el sentido de toda una proposición, lo cual permite distinguir dos especies de sofismas verbales o lingüísticos: de homonimia, en el primer caso, y de anfibología, en el segundo.

A) Sofismas de homonimia

                 1. Sofismas de equivocidad

       Cuando dentro de un mismo razonamiento un término se toma una vez con un significado y otra vez con otro significado puede resultar un paralogismo. Esta especie se denomina “sofisma de equivocidad”, porque cuando se usa una palabra en dos sentidos di­versos se dice que se usa “equívocamente”, de acuerdo con el lenguaje técnico de la lógica[3].

      Cuando los dos significados del vocablo equívoco son total­mente distintos, es decir cuando pertenecen a esferas muy diver­sas de la realidad, no hay riesgo de engañarse (así por ejemplo en el uso equívoco de “lima” como fruta y “lima” como herra­mienta: a nadie podría engañar el argumento que dijese «Las limas son comestibles; algunas herramientas son limas; algunas he­rramientas son comestibles»). Pero cuando los sentidos no son totalmente distintos, hay ocasión de error. Así por ejemplo el siguiente argumento puede producir engaño:

 [1]        La facultad más característica del hombre es la inteligencia.

El chimpancé posee inteligencia (pues es capaz de resolver un problema práctico, por ej. se le ocurre tomar una rama caída para bajar frutos de lo alto de un árbol).

La facultad más característica del hombre la posee también el chimpancé.

      El término “inteligencia” se ha tomado equívocamente, pues en la primera premisa se refiere a la capacidad de formar conceptos y de razonar (“entendimiento”), y en la segunda premisa se le hace significar la capacidad de sortear obstáculos para conseguir algo.

       Veamos otros ejemplos:

[2]        Los que no son libres, son incapaces de pecar.

Los esclavos no son libres.

Los esclavos son incapaces de pecar.

      Puede advertirse que la palabra “libre” se ha usado equívoca­mente, porque en la primera premisa significa la libertad psi­cológica o libre albedrío, y en la segunda premisa significa la ­libertad física, es decir el estado de aquél que dispone ple­na­mente de su cuerpo y de su actividad.

[3]        Los gobernantes deben ser servidores de su pueblo.

Los servidores hacen aquello que agrade a quienes sirven.

Los gobernantes deben hacer aquello que agrade al pueblo.

      En la primera premisa la palabra “servidor” significa el que procura el bien o provecho de aquel a quien sirve; pero en la segunda premisa servidor significa sirviente, que es quien sa­tisface los deseos (y aun los caprichos) de aquel a quien sirve, como los empleados domésticos sirven a sus patrones.

[4]        El fin de una cosa es su perfección.

             (Así por ejemplo el fin de la semilla de palmera es la palmera adulta desarrollada).

La muerte es el fin de la vida.

La muerte es la perfección de la vida[4].

      El término “fin” en la primera premisa se emplea con el signifi­cado de acabamiento o máximo desenvolvimiento de algo, o sea el punto de plenitud hacia el cual tiende el ser de la cosa en su crecimiento, como cuando se dice que el fin de una semilla es el árbol adulto correspondiente. Pero el mismo término “fin” en la segunda premisa se emplea con el significado de último aconteci­miento o momento en el cual una cosa deja de existir. Ambos sig­nificados son legítimos en castellano; pero resulta ilegítimo el confundirlos en el curso del razonamiento, como sucede en el ejemplo dado.

      Cuando un término se usa varias veces, pero siempre con el mismo significado, se dice que se lo ha usado unívocamente. Si se lo utiliza con significados diversos, se dice que se emplea equívocamente. Así por ejemplo la palabra “hombre” puede aparecer muchas veces en un mismo escrito, y siempre con el mismo signi­ficado; pero también es posible que se lo emplee con significa­dos diversos, a saber: a) ser humano en general; b) varón (“hombre” como contrario de mujer); c) adulto (es decir “hombre” como contrario de “niño”); d) “hombre” usado enfáticamente, puede significar un individuo que no solamente es varón desde el punto de vista biológico, sino que además se destaca por su va­lor y cualidades viriles, es decir uno que posee la masculinidad en grado eminente, como cuando se dice «¡Es un hombre!». En los ejemplos que antes expusimos, se han usado equívocamente las pa­labras inteligencia, libre, servidor y fin.

      Que una palabra sea equívoca o ambigua no es algo que ocurra raramente, pues muchísimas palabras usuales tienen más de un significado, y entonces puede suceder que se tomen equívocamente dentro de un argumento. Esto ocurre porque, como lo observaba Aristóteles, «las palabras y la muchedumbre de las expresiones de un idioma son numéricamente finitas, mientras que el número de las cosas es infinito; es por lo tanto inevitable que una única palabra o una única expresión signifiquen varias cosas»[5].

      Para que el razonamiento sea correcto, los términos ambiguos deben usarse con el mismo significado en todo el argumento; por­que si se toman una vez en un cierto sentido, y otra vez en un sentido diverso, resulta una falacia. Tan frecuente es el peligro de incu­rrir en estos sofismas de equivocidad, que el lógico Williams Je­vons juzgaba que «no hay ninguna parte de la Lógica que tenga más utilidad, que la que trata de la ambigüedad de los térmi­nos»[6].

      En la silogística, la falacia por homonimia o equivocidad se ha denominado también “falacia de los cuatro términos”. Como sabe­mos, el silogismo comprende dos premisas distintas pero que tie­nen un concepto común, que hace de nexo, y que es el elemento que permite obtener la conclusión, precisamente porque conecta los otros dos conceptos; como puede verse en el siguiente razonamiento correcto:

    Todo hombre es falible.                 A es B       (premisa)

    Todo filósofo es hombre.              B es C       (premisa)

    Todo filósofo es falible.                 A es C       (conclusión)

                                                                     B representa el término medio.

      Ahora bien, en los sofismas por homonimia el concepto que apa­rece como término medio, es decir como nexo entre los otros tér­minos, en realidad no lo es, porque en vez de ser un solo con­cepto hay dos conceptos distintos:

    Los seres que carecen de libertad son incapaces de pecar.     A es B

    Los presos son seres que carecen de libertad.                            B’ es C

    Los presos son incapaces de pecar.

No hay conclusión válida.

Aquí no tenemos un silogismo, porque en las premisas hay cuatro términos y un silogismo debe tener sólo tres términos.

      En estas falacias, para poner de manifiesto la existencia de cuatro términos (quaternio terminorum), podemos reemplazar el tér­mino equívoco por sinónimos que muestren los diversos sentidos en que se ha tomado la palabra en cada proposición:

      Los seres que carecen de                           Los seres que carecen de libre

              libertad son incapaces de                      albedrío son incapaces de pecar.

              pecar.

      Los presos son seres que carecen de           Los presos son seres que                                                              

      libertad.                                                            carecen de libertad física.

                  

      Los presos son incapaces                          Los presos son incapaces

              de pecar.                                                    de pecar. (!)


[1] Es un breve tratado compuesto de 34 capítulos. Fue la primera obra que se escribió sobre el tema. Hay traducción castellana de Francisco De Samaranch, Aguilar, Bs. As., 1983.

[2] «Hay dos modos de sofismas: uno que se realiza por causa del lenguaje utilizado, y otro que está desvinculado del lenguaje» (Aristóteles, Argumentos sofísticos, cap. IV, in princip.).

[3] «Equívoco: palabra, expresión o frase que puede tener varias interpretaciones» (André Lalande, op. cit.).

[4] Ejemplo que traen Morris Cohen y Ernest Nagel, Introduc­ción a la lógica y al método científico. Amorrortu, Bs. As., 1971, t. II, p. 275.

[5] Aristóteles, op. cit. I, 165a.

[6] William Jevons, Lógica, lección IV.

3 Comments

  1. ¿y en estos escritos de Benedicto que sofismas ve usted??
    ….

    EL SEXO
    Benedicto XVI, en su primera encíclica, “Deus charitas
    est” se ocupó detalladamente del concepto del Eros, que
    Él considera principalmente como una potencia y un impulso
    en el hombre, que tiende hacia un objetivo erótico.
    Benedicto XVI debería saber que, para los Griegos, el
    Eros era también un dios: el dios del amor sexual, como
    debería saber que, en la antigua prostitución, Eros era
    como “la celebración de una potencia espiritual, la
    unión con lo divino”. Tal vez por ello, Él sostiene, como
    inferencia, que se pueda hablar de una “verdadera divinización”;
    y porque Dios es Amor, según Ratzinger se podría
    decir que Dios es también “Eros”.
    Pero ¿qué diferencia existe, entonces, entre la antigua
    divinización del Eros de aquella de Benedicto XVI?
    ¡Porque en ambos casos se trata de divinizaciones!
    El proceder de Benedicto XVI incluye la idea cristiana de
    Dios, mientras que los Griegos no lo hacen. Benedicto
    XVI ofrece a sus lectores un Eros con ropaje cristiano,
    pero que no puede ser reconocido como concordante con
    el Dios cristiano, aún conteniendo esta dimensión, habiéndolo
    reemplazado con la dimensión erótica.

    http://www.chiesaviva.com/457%20mensile%20spa.pdf

  2. ENTRE RÍOS: APRUEBAN EL ACUERDO CON CHINA Y SE CONFIRMA EL SAQUEO, por Jorge Luis Vitale
    Anteayer la legislatura de Entre Ríos aprobó el acuerdo con China sobre los acueductos, a libro cerrado, sin que se sepa el contenido general y especial. Además sin que a nivel nacional sea ley. Tampoco se conoce exactamente el convenio de entrega de tierras, sobreprecios, llegada de trabajadores chinos, y el saqueo de los recursos que necesitan los chinos. Ya lo anunciamos: van por todas las provincias y en especial por las K, que dicen sí a todo sobre el acuerdo con China.
    El acuerdo con Irán tiene coincidencias con este acuerdo. Con Irán se comprometen una serie de compras directas de petróleo y sus derivados a cambio de un precio hasta en dos veces superior al de plaza y se hace ante un marco nacional de falta de combustibles. El beneficio recíproco en juego son los sobreprecios y reanudar relaciones internacionales, con el pacto de desviar la investigación de la causa AMIA. El acuerdo con China es más amplio, ya que se entrega la soberanía territorial y comunicacional, pero también hay una causa penal que se negocia. Es la que investiga el mayor genocidio por su magnitud y crueldad que haya conocido la humanidad: la persecución del régimen chino a los 100 millones de practicantes de la escuela Buda Falun Dafa (Falung Goug) que se tramita en la actualidad por ante el Juzgado federal N° 9, Juzgado Federal N° 9, después de que la Cámara de Casación, con fecha del 17 de abril del 2013, ordenara la reapertura de la misma.
    En esta causa se llegó a pedir la captura internacional de Jiang Zemin y el acuerdo -no escrito- entre los dos gobiernos otorga beneficios únicos a China en materia de energía, minerales, manufacturas, agricultura y sistemas de apoyo (tales como centros de investigación y desarrollo, beneficio que no reciben aun los argentinos). No establecen las cláusulas mecanismos para trasferencia tecnológica a nuestro país. Desarrollarán además negocios e inversiones sin tener que explicar cómo. Permite también el acuerdo negociados, ya que habilita a funcionarios de cada área a celebrar acuerdos específicos prescindiendo de la licitación pública. Se establecen también excepciones impositivas nacionales, provinciales y municipales.
    El acuerdo prevé:
    1) 4.714 millones de dólares para las represas Kirchner y Cepernic, que ya está adjudicada desde 21-8-2013 a Electroingeniería SA, empresa de los amigos del poder.
    2) Convenio con el Banco Central -SWAP de monedas locales por 11.000 millones de dólares- pero en yuanes. Es decir, no se pueden convertir a dólares y nosotros les entregamos el equivalente en pesos, por supuesto que ni los pesos van ni los yuanes vienen; se trata sólo de asientos contables que sólo se utilizan para la compra y venta entre ambos países.
    3) para obras en el ferrocarril Belgrano Cargas se utilizarán 2.099 millones de dólares, que ya están adjudicados también a amigos del poder.
    4) Compra de 11 embarcaciones por 423 millones de dólares.
    5) Acuerdo nuclear consistente en el proyecto de construcción, reactor agua pesada y para la construcción de central nuclear.
    6) YPF y el Banco Nacional de Desarrollo de China fomentarán la industria de hidrocarburos.
    7) Entre Ríos recibirá asistencia financiera para sistemas de riesgo en la provincia.
    8) Cooperación tecnológica y financiamiento para la construcción de la puerta central de generación nucleoeléctrica.
    9) Inversión en empresas públicas y privadas. En la actualidad, en la provincia de Neuquén se montaron instalaciones gigantes de comunicaciones en zona de frontera y con personal chino, permaneciendo en el lugar, tal vez dedicados a guiar satélites militares y misiles chinos o iraníes y a detectar misiles y satélites de U.S.A. o Rusia, es decir, operando militarmente. También hay antenas parabólicas. En Río Negro, ya se han entregado también 320.000 hectáreas, donde funciona la empresa estatal china Heilongjiang Beidahuang State Farmis Business Trade Group Co. LTD, que cuenta con todo tipo de excepciones impositivas. Esta mecánica demuestra -según el mapa- que van por todo, es decir, a llevarse nuestras riquezas a cambio de un adelanto en yuanes por el cual no nos cobran intereses, haciéndose dueños de áreas estratégicas.
    El crédito más caro
    El acuerdo con China es el crédito más caro de toda la historia argentina, ya que para hacerse de una cantidad de yuanes, este gobierno entrega tierras, permite que se lleven alimentos, minería, petróleo, etc. Todo esto con excepciones impositivas de distinto tipo, con su mano de obra (es decir, no dan trabajo a los nuestros ni tampoco dejan beneficios porque se lo llevan). Para muestra sobra un caso: el acuerdo que Néstor Kirchner realizó durante su presidencia con la empresa China CITIC por la compra de 279 vagones para la línea B-D de subterráneos y trenes, sin licitación, por precios excesivos, que superaban casi el 200% del valor real y por la cual hay un expediente penal en el que están involucrados Ricardo Jaime y varios ex funcionarios más. Además, se entregaron en Neuquén y Río Negro 300.000 hectáreas en cada una (esto significa 15 veces la ciudad de Buenos Aires). Y ya son una provincia dentro de nuestra provincia, ya que al tener inmunidad diplomática se rigen por su leyes. Estas tierras se encuentran explotadas por la empresa estatal Heilongngbiang. Este convenio, en el caso de aprobarse, nos lleva a una dependencia jamás vista y sólo igualable a la etapa de nuestra independencia. En el caso de aprobarse este acuerdo, quedamos entregados al gobierno chino por más de 30 años. Por todo esto y muchas cosas más, inicié esta denuncia penal, para que los diputados no nos entreguen, como ya lo hicieron los senadores. Si se aprueba este acuerdo, pasaremos a ser una provincia china.
    Denuncian penalmente a la presidente por el convenio con China
    La presidenta de la Nación, el canciller Héctor Timerman y otros funcionarios fueron denunciados penalmente por “Administración fraudulenta, fraude a la Administración Pública y Tráfico de Influencias” así como “infames traidores a la Patria” dadas las condiciones pactadas en el Convenio de Cooperación Económica de inversión entre la República Argentina y China llamado Asociación Estratégica Integral El caso fue iniciado por el autor de esta nota y quedó radicado en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 3 de Daniel Rafecas, Fiscalía N° 11 a cargo de Enrique Pollicita, por lo que fue solicitada también “habilitación de feria”.
    El convenio comprende negocios agropecuarios, mineros y energéticos y hasta el intercambio de mano de obra, lo que podría significar la llegada a nuestro país de decenas de miles de trabajadores chinos. Además queda establecida que Londres será sede judicial para tratar cualquier controversia entre las partes.
    Se trata de un Convenio sin precedentes en la región que otorga privilegios a China a cambio de la financiación de u$s 11.000 millones. El principal interés que tiene el gobierno argentino.
    No obstante que nuestro país tiene ya u$s 19.000 millones de déficit en la balanza comercial con el país asiático, ya que le vendemos materia prima sin valor agregado, como porotos de soja y petróleo crudo, mientras que China nos vende todos productos manufacturados. Un desequilibrio comercial que podría derivar en la quiebra de numerosas de empresas argentinas.
    El principal argumento que esgrimió el denunciante es la vigencia de la Convención Interamericana contra la Corrupción, suscripta por nuestro país mediante la ley 24.759 del 4 de diciembre de 1996, al poner el acento en el artículo 5 que establece el sistema de la licitación pública obligatoria.
    Así, la eliminación explícita de la Contratación Pública, y su reemplazo por la contratación directa constituye “un acto de corrupción y malversación de caudales públicos”. Este método de contratación directa sería el utilizado en casi todos los actos de corrupción en la Argentina, por lo que refirma la necesidad de investigar los hechos denunciados.
    Este Convenio fue firmado por los presidentes de ambos países el 18 de julio de 2014, pero el Senado recién le dio media sanción a fines del año pasado. Queda ahora que sea tratado por la Cámara de Diputados, por lo que será imprescindible que la ciudadanía se movilice para impedir este nuevo latrocinio y entrega de nuestra soberanía y nuestras riquezas naturales.
    En cuanto a sumar datos por los que se presume la existencia de delitos de corrupción en esta Convenio, es para remarcar que el responsable chino para la región, Zhang Kunsheng, fue destituido recientemente por su gobierno por haber cometido actos de corrupción.
    Los acuerdos suplementarios del Convenio prevén una inversión china de 4.714 millones de dólares para la construcción de las mega-represas Cepernic y Kirchner. Obra ya adjudicada el 21 de agosto de 2013 a la empresa K Electroingeniería SA.
    En tanto que serán 2.099 millones de dólares los que los chinos aportarán para las obras del ferrocarril Belgrano Cargas. También ya adjudicadas de forma directa. Con igual modalidad fueron adjudicadas obras de envergadura en todo el país, reveladoras de que los beneficiarios carecían del capital necesario para realizarlas.
    En definitiva, este Convenio deja a la Argentina, en algunos casos, comprometida por 30 años y para el caso de querer rescindir los compromisos, se fijan sumas multimillonarias, con la agravante de que ya existe principio de ejecución, pues el gobierno chino ya entregó a la Argentina el equivalente de u$s 3.000 millones en yuanes.
    La estafa y la colonización estaría en marcha, por eso es innecesario investigar este Convenio firmado por el Poder Ejecutivo, que ya tuvo aprobación de la Cámara de Senadores. Este convenio todavía no esta aprobado por eso la urgencia de la Presidenta que ya entregó al gobierno Chino 300.000 hectáreas en Neuquén, 200.000 hectáreas en Río Negro y ya hay casi 3000 habitantes chinos en esos lugares que se manejan como si fuera una provincia dentro de otra provincia, es decir, con su propias leyes y además tienen inmunidad diplomática.

    https://www.facebook.com/vanguardia.capital/posts/348048565382468

  3. la verdad su explicacion es muy clara como lo expresan ustedes

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *