Irlanda, obispos y bujarrones

Infocatolica informa aquí que algunos obispos irlandeses (que no todos, pues creo que algunos católicos aún deben quedar), están promoviendo un “Family gay“… perdón, “Family day”, donde las parejas sodomíticas también se sientan “incluidas”.

Sí; la otrora “isla de los santos” y la misma que hace casi dos décadas tuvo enormes problemas de abusos sexuales (muchos de ellos homosexuales, por cierto), ahora es consecuente con esta “nueva moral” donde “se acabaron los principios”, según el propio Spadaro y hasta uno de la jerarquía eclesiástica de por aquí.

Y uno se pregunta…: ¿qué es lo que pasa? Pues como sea, vengan estos espirituales versos del gran Francisco de Quevedo que, cada tanto, medito piadosamente en mi reclinatorio.

¡Ah! Y recuerdo para los desprevenidos de siempre: quien no sepa apreciar la poesía española o considere “inadecuado” de un sacerdote el proponer esta métrica, ya sabe dónde puede irse: a otra página.

Amén.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

 

A un bujarrón

Aquí yace Misser de la Florida
y dicen que le hizo buen provecho
a Satanás su vida.
Ningún coño le vio jamás arrecho.

De Herodes fue enemigo y de sus gentes,
no porque degolló los inocentes;
más porque, siendo niños y tan bellos,
los mandó degollar y no jodellos.

Pues tanto amó los niños y de suerte
(inmenso bujarrón hasta la muerte),
que si él en Babilonia se hallara,
por los tres niños en el horno entrara.

¡Oh, tú, cualquiera cosa que te seas,
pues por su sepultura te paseas,
u niño, u sabandija,
u perro, u lagartija,
u mico, u gallo, u mulo,
u sierpe, u animal que tengas cosa
que de mil leguas se parezca a culo!,
guárdate del varón que aquí reposa;
que tras un rabo, bujarrón profundo,
si le dejan, vendrá del otro mundo.

No en tormentos eternos
condenaron su alma a los infiernos;
mas los infiernos fueron condenados
a que tengan su alma y sus pecados.
Pero si honrar pretendes su memoria,
di que goce de mierda y no de gloria;
y pues tanta lisonja se le hace,
di:“Requiescat in culo, mas no in pace“.

Francisco de Quevedo y Villegas


 

PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *