Roma aclara que no hay sanción vaticana contra el biblista y sacerdote padre Ariel Álvarez Valdés

lo-que-la-biblia-no-cuenta-ariel-alvarez-valdes-119x157 (1)

Sin comentarios de mi parte, ofrezco aquí dos cosas:

1) Un video donde el P. Álvarez Valdés expone sus posturas.

2) Un texto del diario marxista argentino, “Página 12”, en el cual se le hace una entrevista.

Sólo digo una cosa a favor de este sacerdote: que, como él mismo afirma, él se anima a decir esas “verdades” (es ironía) que hoy por hoy se enseñan en muchas universidades católicas, a saber, que la Virgen no fue virgen, que Adán y Eva nunca existieron, que el diluvio universal es un mito, que el hombre viene del mono, que no existen las posesiones, que los estigmas son producción de enfermedades mentales (¡pobre Padre Pío!), etc., etc…

Fue el Papa Francisco quien, hace apenas dos días, de puño y letra, aclaró que no existe sanción alguna de parte de Roma para este sacerdote que había pedido dejar el ministerio “para poder seguir enseñando la verdad”. Al parecer el proceso, sí supervisado por Roma, está en manos del obispo local. Esperamos contra toda esperanza, que este sacerdote se retracte de una vez y comience a enseñar las verdades de la Iglesia.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi


“Gracias a Dios, nunca viví de la Iglesia”

Para poder enseñar la Biblia libremente, renuncio a la Iglesia Católica”, resumió Ariel Alvarez Valdés. El ahora ex sacerdote, teólogo de prestigio internacional, venía protagonizando una controversia con el Vaticano y particularmente con el obispo de Santiago del Estero, Francisco Polti. El conflicto se estancó alrededor de una cuestión puntual: la narración bíblica sobre Adán y Eva, ¿debe considerarse una verdad histórica o un relato metafórico, como tal compatible con la versión científica sobre los orígenes del hombre? Alvarez Valdés no aceptó retractarse de esta última posición y prefirió abandonar la institución que le había prohibido dar clases y publicar libros. En diálogo con Página/12, además de detallar la historia que lo llevó a dejar la Iglesia, el teólogo precisó algunas de sus formulaciones sobre la Biblia: explicó por qué la virginidad de María debe entenderse “no necesariamente como un hecho físico, sino como la fidelidad al marido”; por qué “las apariciones de la Virgen no se producen en el mundo exterior sino en la retina de quien tiene la visión”, y por qué “Jesús nos hubiera salvado aunque no hubiera muerto en la cruz, sino viejito en su cama: nos salva a través del amor, y no del dolor”.

“Desde hace casi dos años, mi obispo me prohíbe enseñar, escribir, dar conferencias. Intenté hacerlo entrar en razón pero no ha querido ceder. Entonces, como no quiero desobedecer a la Iglesia, para poder enseñar la Biblia libremente, renuncio”, explicó Alvarez Valdés. El teólogo, residente en Santiago del Estero, es licenciado summa cum laude en la Facultad Bíblica Franciscana de Jerusalén, y doctor en Teología bíblica en la Universidad Pontificia de Salamanca. Es miembro de varias asociaciones internacionales, incluida la Sociedad Argentina de Teología, y autor de diversos libros en la especialidad.

El 4 de agosto de 2008, el obispo de Santiago del Estero, Francisco Polti, le había prohibido al sacerdote Ariel Alvarez Valdés “dar clase de disciplinas teológicas, incluyendo cursos cortos y conferencias”, “participar en medios de comunicación social incluyendo Internet” y “hacer nuevas publicaciones o disponer la reedición de publicaciones anteriores”. Alvarez Valdés venía enseñando en la Universidad Católica local y en el Seminario de la diócesis.

En ese momento, la sanción establecida por el obispo Polti había obedecido a una disposición del cardenal Tarsicio Bertone, secretario de Estado del Vaticano. De todos modos, “mi obispo, por ser del Opus Dei, tiene una mirada muy conservadora y cerrada; otros obispos no hubieran reaccionado de esa manera, y de hecho en otras diócesis seguí dando clases y dictando cursos”. Alvarez Valdés presentó su renuncia al sacerdocio en julio del año pasado: “En estos meses intenté que mi obispo revirtiera su actitud, pero no hubo caso, y finalmente decidí hacerla efectiva”.

–Usted entiende que la sanción fue una iniciativa del obispo Polti, que el Vaticano respaldó –observó Página/12.

–Así es –contestó Alvarez Valdés–. La medida fue desproporcionada. Y se mantuvo pese a que llegamos a acordar en diversos puntos, salvo la historicidad de Adán y Eva.

–¿Qué sostiene usted respecto del relato de Adán y Eva?

–Que no es un relato histórico. El autor que lo escribió no sabía ni pretendía enseñar cómo apareció el hombre sobre la Tierra. Lo que la Biblia sabe es de dónde provino el hombre: de las manos de Dios. Cómo apareció, si fue o no como lo plantea la teoría de la evolución, es tema de los científicos. El relato de Adán y Eva procura destacar la grandeza de un hombre y una mujer creados por Dios: nadie puede abusar de otra persona, por humilde que sea, ya que en todo ser humano reside la imagen de Dios.

–¿Y cuál es la doctrina oficial de la Iglesia al respecto?

–La inmensa mayoría de los teólogos sostienen lo que acabo de decir. De hecho el Vaticano me envió una carta donde reconocía que mi posición era correcta pero cuestionaban el hecho de divulgarla al gran público, en vez de circunscribirla a libros técnicos de difícil acceso.

–O sea que la Iglesia mantendría dos discursos al respecto.

–Es de lo que yo me quejé. Si se puede escribirlo en los libros de teología, ¿por qué no va a ser posible decírselo al gran público? Pero le tienen miedo al escándalo, siempre lo mismo. Mi obispo, en los considerandos de la prohibición, aducía que mis afirmaciones causaban “perplejidad” a la gente”. Pero el Papa también causa a veces perplejidad. El mismo Jesús, según cuentan los Evangelios, dejaba perplejos a sus discípulos.

–Otros puntos de discrepancia se referían a la figura de María…

–No es cierto que el ángel Gabriel se le haya “aparecido” a María, como un señor que entrara volando por la ventana: si así hubiese sido, María no habría tenido oportunidad de expresar su fe; si hubiera visto realmente al ángel, no se trataría de fe. En realidad el ángel simboliza la voz de Dios en el corazón de María.

–De todos modos, la concepción de María en tanto virgen implicaría ya una intervención sobrenatural.

–En la Biblia, la virginidad no necesariamente debe interpretarse como hecho meramente físico. La Biblia entiende por virginidad el hecho de la fidelidad a una misma persona. En el Antiguo Testamento puede leerse: “Feliz de ti, virgen que has concebido a tus hijos…”. En este sentido una virgen puede tener hijos con su marido, porque la virginidad no concierne a la biología sino a la fidelidad.

–Muchos católicos no suelen entenderlo de ese modo…

–Pero estas cosas ya han sido aceptadas. Ya no me piden que me retracte en esos puntos. A lo largo de estos dos años, me aceptaron éstos y otros puntos. La única exigencia de retractación que no levantaron fue sobre Adán y Eva. Y dije que no: ¿con qué cara podría mirar a mis alumnos después de decir semejante barbaridad?

–Otro de los puntos era su negativa a admitir “apariciones” de la Virgen María.

–Los muertos, según la Biblia, no pueden volver a la Tierra. El que murió no vuelve, y el que volvió nunca ha muerto. Esas historias que recopilaba Víctor Sueyro, de túneles, luces y música, corresponden al más acá: nadie vuelve del más allá. Entonces, la Virgen María no puede “aparecer”, no puede presentarse físicamente a nadie. Alguien puede tener una visión de la Virgen María, que ocurre en la retina de la persona pero no en el exterior.

–¿Cómo distinguir estas visiones de las que conciernen a la psicopatología?

–Son auténticas si los mensajes que trasmiten coinciden con la Biblia. El 90 por ciento de los mensajes que se atribuyen a la Virgen María están contra la Biblia: se dijo que la Virgen de San Nicolás había contado que el nacimiento de Jesús fue como cuando un rayo de sol atraviesa el cristal de la ventana sin tocarlo ni romperlo, pero la Biblia dice que Jesús nació como un hombre, es decir, como nacen todos los hombres.

–También planteó usted que los denominados estigmas no son signos de santidad ni provienen de Dios…

–Lamentablemente, muchos creen que son signos de santidad enviados por Dios. Pero no pueden venir de Dios, porque duelen mucho. Un estigma es terriblemente doloroso, es un boquete en la mano. Dios es amor y bondad y no puede mandar lastimaduras a la gente. Los estigmas vienen de los desequilibrios mentales de las personas: científicamente, la mente humana puede tener un poder despótico sobre el organismo. De igual modo, mucha gente sigue pensando que Jesús nos salvó con su muerte en la cruz y que, si no, no nos hubiera salvado. ¿Quiere decir que El contrató a Pilatos para que condenara, a Pedro para que negara, a Judas para que traicionara? ¿Si Judas no lo hubiera entregado, El no nos habría salvado? Jesús nos hubiera salvado igual aunque hubiera muerto viejito en su cama. Porque nos salva a través del amor, no del dolor.

Tras dejar los hábitos, Alvarez Valdés, de 52 años, se propone “crear un instituto bíblico para acercar gente a la Iglesia Católica. Ya que no puedo como cura, porque mi obispo me lo prohíbe, doy un paso al costado y lo hago como laico”. En cuanto a sus medios materiales de vida, “afortunadamente vivo en la casa de mis padres, que me apoyan; he publicado algunos libros; gracias a Dios, nunca viví de la Iglesia”.

El Obispado de Santiago del Estero comunicó que “con dolor hemos recibido esta petición. Durante mucho tiempo hemos intentado encontrar un camino de solución a la situación eclesial del padre pero, aunque reconocemos esfuerzos mutuos, lamentablemente no lo hemos logrado”.

Fuente. Diario Página 12

13 Comments

  1. Juan Carlos BILYK

    Estimado Padre: le escribo movido por una mezcla de sensaciones y pensamientos: que la misericordia, que el enfado, que la perplejidad (como dice por ahí el reporteado, término éste que da lugar a varios juegos de palabras), que, en fin, de todo. Y está ganando la indignación. Yo no cuento con los elevadas titulaciones académicas del hermano separado en la fe en cuestión (bueno, Pelagio, Lutero y varios herejes también eran más titulados que yo), sino que tengo apenas un profesorado de formación religiosa y una licenciatura en educación religiosa. Y enseño teologia hace casi 20 años. Poco y nada en comparación con Álvarez Valdez. Pero a mi favor tengo mejor memoria y mejores registros y archivos (admito, la web me ayudó un poco), y sobre todo la Tradición y el Magisterio a mis espaldas (o yo subido a las de ambos y de esa manera, como buen enano, termino viendo lejos, más lejos que Valdez).

    Cuestión que hago notar que este famoso teologando o está mintiendo o es un ignorante.
    En el reportaje concedido a Página 12 (casi un chiste de mal gusto) encontramos varios burradas, que paso a detallar.

    1) Respecto a lo de que el ángel “entró por la ventana” y que María lo vio, en lo personal no veo el problema si es que Dios le permitió a Gabriel tomar una apariencia física, como tantas veces lo hicieron sus mensajeros. El problema para mí es ¿cuándo enseñó la Iglesia que el ángel entró por la ventana, por la claraboya o por la cerradura de la puerta? Y lo más importante en todo ese pasaje es que la fe de María estaba puesta en las palabras del ángel, no en su aparición visible. Yo al ángel le creería cada letra. Es a Valdez a quien no le creo nada.
    2) Respecto de la virgnidad, más allá que no haga distinción entre el “antes, durante y después del parto” (por la forma que habla entiendo que es el “antes”) noto que este encumbrado biblista cita sin ninguna precisión: “En el Antiguo Testamento dice…”. No digo que mencione capítulo y versículo, pero que al menos diga el libro. Yo por mi parte le puedo citar a Ez 44,2, y ni hablar Is 7,14 según el texto de los LXX, que lo dejan frito. Sin embargo, el punto es, suponiendo que esa interpretación fuera válida en el contexto de ese inmencionado libro (no tengo tiempo ni ganas de salir a buscar el pasaje) ¿por qué razón hay que aplicarlo sí o sí a María, contradiciendo a San Justino y a San Ireneo (por citar algunos padres, mártires de verdad, no como éste ex sacerdote que se hace pasar por mártir ¡de la Iglesia jerárquica!), más recientemente al Papa Paulo V (en su Bula Inmensae Bonitatis, del 27/12/1615), o de san Juan Pablo II (catequesis del 7/8/1996). Ni hablar del Concilio de Letrán (649) convocado por el Papa san Martín I, cuando es definida la Virginidad perfecta y perpetua de María como dogma de fe diciendo: “Si alguno no reconoce, siguiendo a los Santos Padres, que la Santa Madre de Dios y siempre virgen e inmaculada María, en la plenitud del tiempo y sin cooperación viril, concibió del Espíritu Santo al Verbo de Dios, que antes de todos los tiempos fue engendrado por Dios Padre, y que, sin pérdida de su integridad, le dio a luz, conservando indisoluble su virginidad después del parto, sea anatema”. En síntesis: Valdez se autoaplicó el anatema.

    3) Particularmente desopilante resulta cuando afirma que “la Virgen de San Nicolás había contado que el nacimiento de Jesús fue como cuando un rayo de sol atraviesa el cristal de la ventana sin tocarlo ni romperlo, pero la Biblia dice que Jesús nació como un hombre, es decir, como nacen todos los hombres”. Bien, este mentiroso ignorante titulado está citando una bella analogía de Vincent Contenson, un teólogo dominico del siglo XVII. Amén que la advocación sea María del Rosario de San Nicolás (y no “Virgen de San Nicolás”), lo que la Santísima dijo a la vidente Gladys en su mensaje del 23-12-85, y que la vidente transmite, fue lo siguiente: “Veo a la Santísima Virgen y me dice, muy suavemente: Hija, hoy te revelaré el nacimiento de mi amado y dulcísimo Hijo. Salió de mi vientre, de la misma manera que fue introducido, quiero decir, sin ser tocado. Nació impulsado por el Espíritu del Señor Todopoderoso. No sentí ningún dolor, sólo sentí que mi vientre se abría y se cerraba, mas fue sólo una sensación, porque no me quedó rastro alguno, quedando Yo intacta como antes. Ese fue su maravilloso nacimiento, por la Gracia de Dios Padre”. Y lo de que Jesús nació como todos los hombres ¡qué perspicaz! Fue dado a luz por donde las mujeres dan a luz en parto natural, por lo cual vale también para parto sobrenatural. Si hubiera sido por cesárea entonces sería parto artificial. Pero habla como si la Iglesia enseñara que fue un parto antinatural (por el oído o algo así). Perdón por la vulgaridad, pero como dije me gana la indignación.

    4) Lo de los estigmas yo lo dijo Ud. Si el padre Pío viviera aún entre nosotros, pienso yo que le arrojaría la mecedora por la cabeza, como mínimo.

    5) Lo de Adán y Eva ya es para la… ud. me entiende. Le dejo este tema a otro, porque me cansé.

    Lo que le ruego, si tuvo Ud. la paciencia de leerme hasta aquí, me corrija en todo lo que me he equivocado, si en algo me he equivocado. Pero sobre todo le pregunto: una cosa es que el Papa le levante la sanción, y otra es que le encomiende el tema a su ordinario, porque él es su Pastor responsable inmediato ¿digo bien?

    Gracias por su atención, y disculpe toda impetuosidad mía.
    Un fraterno saludo en Cristo nacido sobrenaturalmente y en su Santísima Madre la siempre Virgen María
    Juan Carlos Bilyk

    • Dice ud. bien. En cuanto a lo que consulta por Roma, no sabría decirle bien cómo es el trámite, pero supongo que si alguien de rango superior aprueba algo por sobre otro de rango inferior, la cosa está zanjada. Dios lo guarde y gracias por su comentario. PJOR

  2. Nunca hubo una sanción de Vaticano (leer bien la noticia, no sólo el título), sí un proceso de investigación (el que habría dejado sin efecto Francisco). Al quedar en manos del Obispo del lugar, según Francisco, no hace otra cosa que ratificar el documento del Obispo de Santiago quien en 2008 lo desautoriza a dictar conferencias, publicaciones, impresas o virtuales, etc. El título de la nota es falso y confunde, ya en el documento del 2008, el Obispo decía textualmente “2. No corresponde a la verdad que dicho sacerdote haya sido sancionado y suspendido en sus funciones académicas por una decisión que lleve la firma del cardenal Tarcisio Bertone, ex secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y actual Secretario de Estado de la Santa Sede.” Francisco lo deja en manos del Obispo, porque es competencia del Obispo al ser un presbítero de su Diócesis (teniendo vigencia a la fecha lo dicho por el Obispo en cuanto a que “carece de misión canónica para la enseñanza de disciplinas teológicas” ). En 2010 A Alvarez Valdes renuncia al ejercicio del ministerio sacerdotal por propia voluntad. Este es el link de la información citada: https://es.zenit.org/…/aclaracion-sobre-el-sacerdote-y…/

  3. Juan Carlos BILYK

    Por favor disculpe, se me pasó otro anatema: Valdez afirma “Los muertos, según la Biblia, no pueden volver a la Tierra. El que murió no vuelve, y el que volvió nunca ha muerto.”. O sea, María está muerta. O sea, no ha sido ya gloriosamente resucitada. O sea, contradice al Papa Pío XII quien, mediante la constitución apostólica Munificentissimus Deus, hizo la proclamación dogmática de Gloriosa Asunción de María en cuerpo y alma a los Cielos (nº 44-45). Este hombre se está poniendo en contra al divino Hijo de tan gloriosa Madre…

  4. Antonio Ostojic Odak

    ÁLVAREZ vALDEZ, un charlatán mendaz que se la da de erudito. Un engañador.

  5. Soy sacerdote de la Iglesia en la Diócesis de Santiago del Estero (a la cual pertenecía Ariel Alvarez Valdez. Siempre tuve gran afecto personal por él, pero nuestras diferencias doctrinales eran -y siguen siendo- abismales. Lo que dice en su nota el P. Javier es absolutamente correcto a lo que agregaría que niega la existencia del demonio, del infierno, afirma la salvación de todos porque Dios es misericordioso y quiere que todos se salven. Y cuando alguien lo apuraba al respecto afirmaba que el alma de quien no mereciera la vida eterna era aniquilada y volvía a la nada. Cuando el Vaticano pidió a Álvarez Valdez que se retractara, dijo que se retractaba pero dejando claro que lo obligaban a retractarse y que -por lo tanto- su pensamiento continuaba siendo el mismo. Fue tapa de una revista local al poquito tiempo de abandonar su ministerio afirmando -como aparecía en el titular de la publicación: “La Iglesia enseña dogmas pero no enseña a pensar”. A mí me resulta imposible pensar en una retractación de su parte, pero me preocupa que se le permita enseñar nuevamente en el Seminario. Gracias Padre Javier por exponer hechos que la Iglesia necesita corregir y que no debieran suceder. Un abrazo en Cristo y María Santísima. P. Juan Castro

  6. Con todos mis respetos, que pena que el intelecto y la razón, hayan suplantado a la fe que es un don de Dios, y todo por dar su opinión, no la verdad. Y ya sabemos todos que la opinión es como la nariz, cada uno tenemos una. Mucha teología te aparta de Dios, al fin los que discuten teología son hombres y nada más .

  7. COMO DIJO EL SANTO PADRE PIO, EL DEMONIO ES ASTUTO. HACE APARECER EN ESTE INFELIZ, CARACTERIZADO DE BUENITO, TODO EL ODIO QUE LE TIENE A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. PERO YA JESUS LO ADVIRTIO, APARECEN FALSOS CRISTOS Y FALSOS PROFETAS.

  8. Estimado Padre: creo que, más allá de los tiempos y vaivenes de la sanción canónica, este hombre no sólo ha incurrido en gravísimos errores sino que además se ha esforzado grandemente en difundirlos. Parte de sus yerros heréticos fueron motivo de un magnífico y esclarecedor articulo del P. Horacio Bojorge (http://www.feyrazon.org/stn1.html) que me apresuro a recomendar.
    Este ex sacerdote estuvo varias veces en Neuquén, donde vivo, y dejó aquí un reguero de malintencionada confusión. Un vero sacerdote, el P. Italo Varvello, sin saber quien era este hombre y confiando en su condición sacerdotal, lo invitó a la Radio Divina Providencia. A los minutos de escucharlo, el bueno del P. Italo, echó de la Radio al impenitente, casi casi a las patadas. El Cura Italo no necesitaba la resolución canónica para reconocer el error y la mentira.

  9. perdon yo solo soy un humilde laico y no lo digo por falsa humildad pero pienso y razono el (Ariel) ¿porque dice que todas sus afirmaciones son las mismas afirmaciones de la mayoria de los teologos catolicos? ademas recordemos humildemente como la iglesia tubo que pedir perdon a Galileo al no aceptar su teoria y hacerlo retractar de sus afirmaciones y creo que lo que verdaderamente causa escandalo son nuestras acciones que van contra las eseñansas de jesus ademas no se nunca observe que este teologo despotricara contra la iglesia y por ultimo sinceramente a mi personalmente sus escritos no me causan perplejidad ni me escandaliza al contrario amo mas a la iglesia mi intencion no es ser su abogado defensor y mucho menos un juez para juzgarlo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *