Polonia, la aldea de Astérix

 Hace años, cuando no existía aún internet y las personas sabían leer, muchos de nosotros leíamos. Y una de las cosas más deliciosas para un niño de mi tierra era el sentarse con Patoruzú, Mafalda o los geniales Astérix y Obélix (personajes inmortales ideados por Uderzo y Goscinny, cuya aldea jamás había sido dominada por Roma).

Pues bien: Polonia es parecida a esa aldea.

En Polonia los curas se visten de curas, las monjas de monjas, hay vocaciones y un catolicismo militante que mete miedo. Acá no existen dubia de que la comunión debe recibirse en gracia, de que la homosexualidad es una depravación grave y que el laicismo es un invento de la revolución francesa para acabar con el catolicismo en la vida pública.

Conversando acerca de la Amoris laetitia con un alto prelado se nos decía que aquí poco y nada ha llegado, además de que es inaceptable que cada diócesis tenga su propia doctrina o que cada cual viva a su antojo esta dictadura del relativismo, como la llamó Benedicto XVI.

Con el cardenal Zenón Grocholewski

Claro que los embates de la laicidad también llegan a estas tierras; no se vayan a creer. Pero si uno tuviese que nacer de nuevo y pudiese elegir el lugar para hacerlo, al menos lo pensaríamos.

Basta saber que -como es de público conocimiento aquí- “Radio María”, fundada en Polonia por los padres redentoristas, fue clave al momento de desarrollarse las últimas elecciones que llevaron a varios católicos de derecha (con perdón del exabrupto), al poder.

“La Iglesia no debe meterse en política partidista”, nos decía ayer nomás el Padre Tadeusz Rydzyk, pero sí debe iluminar la vida de la pólis con la Doctrina Social de la Iglesia, o lo que es lo mismo, con la “Doctrina política de la Iglesia”, aunque hoy poco y nada se sepa de ella.

Dios quiera que esta “aldea” de héroes y santos, ilumine y resucite a otras que hoy languidecen bajo los escrúpulos de su ser católico.

Que no te la cuenten…

 

P. Javier Olivera Ravasi


 

PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

4 Comments

  1. Que bueni saber que en el mundo no se está solo.
    A vecws, Parece una lucha contra los molinos de viento.
    Ayer nomás leía, que durante una sesion parlamentaria en la que se trataba la cuestión del matrimonio homosexual, dos parlamentarios se pedíab matrimonio…
    Y no se los expulsaba!! Se los felicitaba y difundía por los diarios del mundo…
    😒😒

  2. En Adviento los niños tienen la misa de roraty, todos los días, en la mayoría de las iglesias bien temprano a la mañana (6:30 o 7), para prepararse a la Navidad. En los supermercados se venden los cuadernos para la asignatura religión (que hay en las escuelas estatales también), las tarjetas navideñas, de Pascua, con imágenes religiosas. El expediente matrimonial es serio, con muchísimas preguntas (unas 6 hojas A4 aproximadamente). Hay que confesarse antes de casarse, y el sacerdote debe firmarte un papel que lo compruebe. En nada parroquia hay un promedio de 6 misas los domingos, todas llenas. Es vergonzoso llegar tarde a la misma, por lo que la gente suele quedarse en la puerta. Las personas no hablan en el templo una vez acabada la misa. En todas (incluso los días de semana) hay órgano, que es lo común. Lo raro es la guitarra. Los sacerdotes se visten de sacerdotes, y en su mayoría con sotana. Las monjas se visten de monjas, pero con los hábitos como Dios manda. Hay espacios para las familias, en cada mercado, restaurante, instituto de gobierno, banco, etc hay un espacio con sillitas, pizarrón, colores, para que los niños jueguen. No es raro que la mujer use pollera, la moda es incluso algo anticuada en ese sentido, para unos ojos latinos. No sé saluda con beso, y no es raro que el hombre bese la mano de la mujer. Y un largo largo etc

  3. Gracias, Padre Javier por esta escueta nota.
    La comparación me hizo reír. ¡ No lo había pensado !
    Leerla es poder respirar un poco y avivar la esperanza…
    ¡Bendecido Adviento para usted !

  4. Julio César Alfonso

    Excelente analogía. Muy buenos los comentarios.
    Siempre se ha dicho que Polonia, al haber sufrido primero la opresión nazi y luego la comunista, ha sacado mucho fruto de esas terribles experiencias y por eso pueden plantarse mas firmes frente al azote del modernismo (laicismo, relativismo, decadencia moral y demás plagas de Occidente).
    Pero Europa entera sufrió en carne propia el flagelo nazi y comunista. Por ejemplo: si bien Francia no sufrió la ocupación física de las tropas soviéticas, sí sufrió la ocupación moral y espiritual de su alma y mente. Fue uno de los países que más desparramó globalmente la cultura progresista y atea, en detrimento de su propia identidad. Alemania, si bien es un caso diferente, es otro ejemplo.
    Yo creo que también Europa continental sufrió mucho y en modo similar a Polonia. Pero lo que realmente hizo que Polonia hiciera rendir frutos hoy día a su calvario de la 2a Guerra y que pueda ofrecer resistencia hoy a la dictadura de lo Políticamente Correcto, es el testimonio firme y amoroso de sus obispos y pastores.
    Porque de allí nace el alimento vital que nutre al pueblo y luego a la clase política.
    Muy lindo y gratificante es ver este testimonio entonces.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *