Del matrimonio de Mahoma con la niña Aisha

I

En estos tiempos de diálogo interreligioso,  creemos oportuno traer a colación algunos aspectos olvidados del fundador del Islam. Pensamos que el presente es un texto provechoso ya que servirá para combatir el mal del relativismo religioso -que homologa o equipara todas las creencias- y para ayudar a los islamistas a abjurar del Islam y abrazar la única Religión verdadera, esto es, la Santa Fe Católica.
Valga aclarar que nadie podrá considerar que les estamos faltando el respeto a los mahometamos en cuanto personas ya que nos limitaremos a exponer elementos reales de la vida de Mahoma. En todo caso, si algún musulmán se indigna con nuestras líneas, debería reencauzar su ira para con el Islam y no para con nosotros ya que nos estamos limitando a decir un aspecto estrictamente histórico de Mahomet. Ningún musulmán ortodoxo puede impugnar la historicidad de la pederastia de Mahoma ya que esta es afirmada inequívocamente por un hadiz y no por un hadiz discutible sino por un hadiz de Al-Bujari, que encima es un hadiz de la categoría صَحيح [ṣaḥīḥ], que significa “auténtico”.
Si nuestras líneas dejan perplejo a algún islámico, lo exhortamos a que no se desanime y a que abrace la  Fe Católica, que es la única verdadera.
En esta oportunidad, que será el primer texto de la serie “Dialogando con los musulmanes”, nos referiremos a un aspecto ignorado por muchos católicos: la relación de Mahoma con una niña llamada Aisha. Entremos en tema…

II

Como es sabido, después del Corán, la principal fuente de la ley islámica son los llamados Hadices, que son colecciones de los dichos y hechos atribuídos a Mahoma.
Hay al menos seis colecciones de hadices pero las más importantes son la de Al-Bujari y la de Muslim b. al-Haŷŷaŷ .
Para los musulmanes, la vida de Mahoma es perfectamente ejemplar, ergo es toda digna de imitación y admiración. La realidad, empero, es muy distinta. Veamos un solo aspecto de la vida de este señor: su relación con Aisha.

III

Si apelamos a la Ley Natural -inscripta por Dios en todos los corazones- y usamos terminología contemporánea, es preciso decir que Mahoma fue propiamente un pedófilo.
Esta cualidad lo convierte, hasta donde nos consta, en el único pederasta que fundó una creencia de gran difusión. Es un mérito digno de especial encomio.

IV

Mahoma fue un pedófilo. Mas, ¿con quién? Con una niña llamada Aisha.
Según los Hadices, Aisha reveló lo vivido. La misma confesión íntima de Aisha está en registrada en la colección de Hadices de Al-Bujari, en el capítulo 7, segmento 281.
Las escuelas musulmanas clasifican los hadices según cuál sea el grado de certeza sobre la autenticidad del mismo. Las escuelas distinguen seis grados (el máximo es grado uno). El hadiz que transcribiremos es indubitable ya que es de grado dos, esto es, es del máximo grado del que puede gozar un hadiz no atribuído directamente a Alá.
A continuación transcribiremos el hadiz en árabe y debajo de cada línea proveeremos la traducción. Lo hacemos así para brindar a los católicos un útil subsidio apologético que facilite el apostolado con los islámicos.
Pensamos que el presente texto servirá también para todos aquellas personas que, por nesciencia, estiman que es posible que haya un Islam moderado.
Valga aclarar que la traducción la ha realizado directamente del árabe un amigo que es un médico católico oriundo de Tierra Santa.

V

Sin más, procedemos a la traducción:
Hadiz de Al-Bujari 7.281

V.a. Transcripción del pasaje entero:

“صحيح البخاري” حديث عائشة رضي الله عنه الذي رواه هشام بن عروة عن ابيه عروة بن الزبير عن خالته إمام المؤمنين عائشة رضي الله عنها، قالت:
“تزوجني النبي صلَّى اللهُ عليه وسلَّم وأنا بنت ست سنين وبنى بي وأنا بنت تسع سنين”

“صحيح البخاري”

V.b. Pasaje desglosado y traducido parte por parte

“صحيح البخاري”
“Este es un hadiz auténtico de Bujari”.

Nota: “auténtico” se traduce así:  صَحيح [ṣaḥīḥ].

حديث عائشة رضي الله عنه الذي

“Es un hadiz de Aisha, bendecida por Dios”.

رواه هشام بن عروة عن ابيه عروة بن الزبير عن خالته

“Jishem, hijo de Arua, oyó de Arua, hijo de Zuber, esto que escuchó de su tía (hermana de su madre)”.

إمام المؤمنين عائشة رضي الله عنها، قالت:
“Su tía oyó de Aisha, Madre de los creyentes, bendecida por Dios, esto que ella dijo”.

“تزوجني النبي صلَّى اللهُ عليه وسلَّم وأنا بنت ست سنين

“El profeta, la paz sea con él, me casó cuando yo tenía 6 años de edad”

وبنى بي وأنا بنت تسع سنين”
“y consumó el matrimonio cuando yo tenía 9 años de edad”.

La transcripción ha terminado aquí.

Que Dios nos haga apóstoles infatigables y Se digne conceder a los islámicos la inestimable gracia de su conversión a la Santa Fe Católica.

Padre Federico, S.E.
Misionero en el Himalaya
12/VIII/17

Fuente: http://adgentes.sanelias.net

2 Comments

  1. Respeto como católico a la persona del escritor, pero discrepo de la forma de abordar el tema: sin contextualizarlo en el tiempo, sin distingos ni matices. Una cosa es el escándalo del abuso sexual por parte de un sacerdote católico que debe cumplir el celibato, y otra que el Islam autorice el casarse con menores. Ver la supuesta paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, es injusto, y mas cuando con hondura habla el padre Sáenz, S.J., de la misericordia, en su plática reproducida ayer. La violencia verbal trae violencia. Necesitamos concordia y prudencia para distinguir. Con afecto para todos.

    • Que No Te La Cuenten

      Tanto el abuso sexual de un sodomita que entra al seminario y luego abusa de un menor como el de un heterosexual, cura o musulmán que hace lo propio, no admite distingos ni contextualizaciones. Una cosa es juzgar ciertas actitudes prudenciales según la óptica pretérita (cosa que es oficio de todo historiador) y otra relativizar las normas morales hodiernas o antiguas. Por último: la misericordia siempre está para quien reconozca el error y un primer paso para ello es conocer la verdad muchas veces oculta, como este caso (uno entre tantos en la vida de Mahoma) ocultados. Dios lo guarde. PJOR

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *