“El niño homosexual en la escuela primaria y en la Biblia”. Una joyita


Hace tres años Infocatolica informaba aquí y aquí que, en el país del Papa Francisco,  Maradona y el tango, teníamos la dicha de compartir el primer sodo-monio público con bendición sacerdotal y todo.

“Blanca y radiante” iba la novia Luisa Paz, un travesti pasado de pastas a quien su consorte José Coria, esperaba en el altar del Padre Sergio Lamberti, sacerdote diocesano de Santiago del Estero.

– Quelle joie, quel bonheur! –decían en santiagueño.¡Por fin la Iglesia se adaptaba a los signos sexuales de los tiempos!

Pues bien; pasada la luna de miel y los primeros años del matrimonio, lo habitual es que vinieran los hijos pero, sea por haber usado mal del método Billings o por algún problema de infertilidad travestil, hasta ahora no llegan. Pues no importa: si no se los puede traer sí se los puede educar; porque hay que saber “redimir el tiempo”, decía San Pablo, un homófobo como pocos.

Entonces acá va el libro que iba a ser presentado anteayer (se suspendió hasta nuevo aviso) en Santiago del Estero: “El niño homosexual en la escuela primaria y en la Biblia”, una joyita para contrarrestar a tantas señoritas Prim que andan dando vueltas por ahí.

Y para que la cosa tuviese más autoridad y supiesen que la Iglesia ha cambiado, la presentación estaba a cargo no sólo del casamentero Padre Lamberti, y de la monja carmelita Mónica Astorga sino también del eximio e incomprendido biblista, el Pbro. Dr. Ariel Álvarez Valdéz, que ha abandonado el ministerio sacerdotal luego de las censuras romanas, para poder enseñar con mayor libertad¡Deo gratias!

Agradecemos y aguardamos este valioso aporte para que nuestros niños puedan crecer desde chiquitos sin esas ideologías ultramontanas del “los niños tienen pene y las niñas vulva” y esperamos que, Mons. Bokalic, obispo de Santiago del Estero, respete esta vez la charla y no salga a censurar ninguna postura -intelectual o corporal- como hizo en el pasado.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

PD: para los despistados de siempre, modo ironía “on”.

3 Comments

  1. Es que el enemigo desparrama sin pudor sementes de cizaña ahora a luz del día. Porque son pocos los vigilantes que vigilan y el pueblo, casi todo entontecido, se duerme día y noche.

  2. Esta nota es un ejemplo, con base en situaciones reales, de la expresión poco comprendida sobre que “los enemigos de la Doctrina Católica Cristiana” están adentro.
    Sobre la actuación que se espera del señor Obispo no es de sensuras sino de sanciones, solo para ser coherente.

  3. chabon de ballester

    “San Pablo, un homófobo como pocos” jajajaja, una vez fui a una misa donde el cura tiró “san Pablo era un poco misógino”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *